bonos convertibles | Rúa Abogados
900 20 20 43 Teléfono y cita previa gratuitos.
Lunes a Viernes 09:30-14:00 16:00-20:00

La normativa europea exige a las entidades bancarias en caso de prestar asesoramiento en la comercialización de productos complejos, como son los Bonos Convertibles del Banco Popular, la realización del test de idoneidad. Abriendo la posibilidad en caso de incumplimiento de anular el contrato y recuperar el dinero invertido.

¿Qué se entiende por test de idoneidad?

La Comisión Nacional del Mercado de Valores sancionó a Banco Popular Español, S.A. con una multa de 1 millón de euros, por la mala praxis en la comercialización de sus Bonos Convertibles.

Hace poco más de 6 meses, el 17 de febrero, la Comisión Nacional de Mercado de Valores –CNMV– estableció, de forma rotunda, que los “bonos convertibles” del Banco Popular debían ser considerados como “producto complejo”.

El Tribunal Supremo confirma la nulidad de los contratos de suscripción de los Bonos Popular que la propia entidad comercializó a miles de clientes en España en el año 2009. Esto confirma que los afectados por los Bonos Popular pueden recuperar todo su dinero.

El pasado 17 de junio de 2016, la Sala Primera del Tribunal Supremo dictó la primera sentencia a favor de los afectados por Bonos del Banco Popular. La sentencia, que desestima los recursos de infracción procesal y casación interpuestos por el Banco Popular, confirma que los afectados por bonos convertibles pueden recuperar todo su dinero.

El pasado 25 de noviembre de 2015 miles de tenedores de Bonos Subordinados Obligatoriamente Convertibles en Acciones del Banco Popular, vieron como su inversión tiene una minusvalía de alrededor del 80%.

Los Bonos Convertibles del Banco Popular se comercializaron en el año 2009 –Bonos I/2009–, fijando un plazo de rentabilidad fija de cuatro años y a su vencimiento, se convertían –de forma obligatoria– en acciones del Banco Popular.

Los bonos convertibles son productos de renta fija que puede convertirse en acciones, es decir, en productos de renta variable. Se trata de híbridos entre deuda y capital donde el inversor recibe un interés fijo –durante un periodo de tiempo– y, además, según el caso, cuenta con la opción de convertir sus bonos en acciones de la entidad emisora.

Afectados por la banca: 5 razones para plantear una demanda individual frente a una demanda colectiva