banco popular | Rúa Abogados
900 20 20 43 Teléfono y cita previa gratuitos.
Lunes a Viernes 09:30-14:00 16:00-20:00

El pasado junio de 2017 la crisis que atravesaba el Banco Popular se dio por finalizada. Ésto se debió a la compra del Banco Santander que lo hizo por la cantidad simbólica de un euro. El problema reside en que esta operación supuso una pérdida del 100% para accionistas, bonistas, preferentistas y obligacionistas de Banco Popular.

En junio de 2016, después de que el Banco Central Europeo (BCE) considerara que el Banco Popular era inviable, la Junta Única de Resolución (JUR), ordenó al mismo una resolución. Esta situación pudo solucionarse, ya que la entidad bancaria se vendió al Banco Santander, por tan solo un euro. Además, se llevó a cabo la amortización a cero de sus acciones y la deuda subordinada de la empresa.

Tras la caída del Banco Popular y su posterior compra por parte del Grupo Santander, cerca de 350.000 accionistas han perdido todo lo que tenían; un total de dos mil millones de euros. En este contexto han cobrado protagonismo las reclamaciones al Banco Popular, exigiendo el resarcimiento de las pérdidas y la devolución del dinero que una vez se invirtió

Es aquí donde cobra un papel esencial el conjunto de informes de los cuales te hablaremos en este artículo.

Rúa Abogados, despacho especialista en Derecho Bancario, ha permitido que más de 6.000 personas presenten ante la JUR alegaciones en contra del Informe de Valoración 3 sobre Banco Popular realizado por Deloitte, en la última fase del proceso de Derecho de Audiencia habilitado el pasado mes de septiembre por el organismo europeo.

Rúa Abogados, especialistas en Derecho Bancario, y uno de los principales despachos que aglutina a afectados del Banco Popular, ha enviado un llamamiento a que los afectados de Banco Popular interrumpan la prescripción del artículo 1.902 del Código Civil, antes del próximo 7 de junio, so pena, de perder la posibilidad de recuperar su dinero.

Han transcurrido varias semanas desde que concluyera el plazo otorgado por el Banco Santander para que una parte de los afectados por la resolución del Banco Popular, fueran parcial y condicionalmente “compensados” por dicha entidad, como consecuencia de la amortización de sus acciones, en fecha 7 de junio de 2017.   

Cinco años después de conocer la manipulación de los Estados Financieros de Bankia, Banco Popular reconoce irregularidades en sus Cuentas Anuales, provocando la pérdida de confianza del mercado y de sus accionistas.

Banco Popular reconoce errores en sus Cuentas Anuales.